Untitled

Actualizado: abr 7


Lectura del AT

Lectura del libro de los Números (21,4-9):

EN aquellos días, desde el monte Hor se encaminaron los hebreos hacia el mar Rojo, rodeando el territorio de Edón.

El pueblo se cansó de caminar y habló contra Dios y contra Moisés:

«¿Por qué nos has sacado de Egipto para morir en el desierto? No tenemos ni pan ni agua, y nos da náuseas ese pan sin sustancia».

El Señor envió contra el pueblo serpientes abrasadoras, que los mordían, y murieron muchos de Israel.

Entonces el pueblo acudió a Moisés, diciendo:

«Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti; reza al Señor para que aparte de nosotros las serpientes».

Moisés rezó al Señor por el pueblo y el Señor le respondió:

«Haz una serpiente abrasadora y colócala en un estandarte: los mordidos de serpientes quedarán sanos al mirarla».

Moisés hizo una serpiente de bronce y la colocó en un estandarte. Cuando una serpiente mordía a alguien, este miraba a la serpiente de bronce y salvaba la vida.

Palabra de Dios

Cuando pensamos en el pueblo de Israel que fue liberado de Egipto, y vemos su comportamiento, nos llama la atención que ante tantos prodigios de Yahvé el pueblo elegido se puede olvidar y traicionar su confianza, y dejar de seguir los mandatos y creer en el Señor. No somos distintos de ese pueblo, que un dia alaba y bendice y otro se olvida de Èl y se hace becerros de oro. Un dia sale victorioso de la esclavitud del pecado, pasiones, materialismo etc, y luego su corazón añora esos momentos de esclavitud sin recordar tantas lagrimas y sufrimiento han causado.

El pueblo se canso de caminar, al no ver esa tierra prometida, al tener que levantarse un día y otro y seguir caminando por el desierto, y nos ponemos a murmurar. No tenemos lo que queremos, aunque no nos falte lo necesario para cada día, pero quedaremos atesorar, tener poner el corazón en cosas, medios cuando no en nosotros mismos. Y ese pan que el Señor nos da cada día, nos cansa, aburre y parece insípido.ya no vemos su presencia, su ayuda, su gracia Y murmuramos porque creemos que tenemos derecho a más.

El texto nos habla que el Señor mando serpientes venenosas como castigo, personalmente no creo que las envie, ya están junto a nosotros, en nosortros, la envidia, celos, rencor, egoísmo, sensualidad, que continuamente nos muerden y desgastan, nos amargan y entristece, nos llenan de miedo y angustia, y se muere la esperanza, la paz, la alegría y vamos como muertos vivientes añorando la esclavitud de Egipto. Mientras ese pueblo murmura y ofende a Dios, Dios calla, les sigue dando el Maná pero no les sana el corazón. Sólo hasta que se dan cuenta de la soledad en la que viven, en que no pueden seguir, que son débiles y necesitan a Dios es cuando vuelven a Yahvé por medio de Moises. Le piden que interceda, que los salve del miedo atroz que les atenaza y consume, de la angustia que les agarra el corazón y les quita el aliento. Yahvé escucha las oraciones de Moises, no quita las serpientes, les da una cura, mirar, volver al Señor. Nosotros tenemos también al Crucificado para ir a mirarlo, para que arrepentidos de nuestras miserias podamos ser curados para seguir adelante, para que podamos como el buen ladrón entrar en el paraíso de Dios. Ahora depende de nosotros, volver a DIos arrepentidos y mirarlo, y ver cuanto amor ha tenido nuestro DIos que quiso morir en la cruz, y que nos prometio que estaría con nosotros todos los dias, y reemprender la marcha.

Por eso es necesario:

  • No perder de vista todos los días que Él va con otros

  • No hacer caso a las tentaciones y sueños deseando lo que nos hace daño

  • Confiar en ese Dios que no entendemos pero que creemos firmante que nos acompaña

  • Cada dia levantarnos con la certeza de que no estamos solos

  • Luchar cada dia, poniendo nuestra atención no en los problemas sino en las bendiciones que recibimos

  • Mirarlo, todos los dias, para que no cure de nuestra debilidad, y nos de la fortaleza de seguir adelante.

No sabemos cuento tenemos que caminar, pero sabemos que Él va por delante y sabe lo que necesitamos.


#pintura #colores #arcoiris

0 vistas

8711785636

©2020 por Sagrado Corazon. Creada con Wix.com