30 de mayo 2020. ¿ me amas?

Actualizado: jun 2

Evangelio según San Juan, 21,15-19.



Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer, dijo a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?". El le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos". Le volvió a decir por segunda vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?". El le respondió: "Sí, Señor, sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas". Le preguntó por tercera vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?". Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: "Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas. Te aseguro que cuando eras joven, tú mismo te vestías e ibas a donde querías. Pero cuando seas viejo, extenderás tus brazos, y otro te atará y te llevará a donde no quieras". De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así, le dijo: "Sígueme".


"Sígueme".


Amar es mucho más que simplemente tener un sentimiento. Claro que la sensibilidad ayuda, pero también hay que demostrar todo eso que dices sentir. Si amas, si de verdad quieres a alguien, lo das todo por esa persona sin importar nada más que cumplir y hacerlo todo por el que se ama.


Cuando Jesús le pregunta a Pedro si lo ama, hace una referencia indirecta a las negaciones de Pedro. Una persona que ama a otra jamás dirá que no la conoce, que no le importa ni que no tiene nada que ver con el amado. Pedro, por debilidad, miedo o egoísmo, se permitió negar 3 veces al Señor; Jesús no quiere pasar por alto este hecho, por eso le pregunta ¿qué tipo de amor tiene hacia Él?


En la primera pregunta, "Pedro ¿me amas más que estos?", utiliza el verbo ágape, un verbo que habla de un amor pleno, total, indestructible que da todo por el que se ama, sin cálculos ni medida; y añadiendo "más que estos", es decir si ese amor es superlativo, muy superior al resto de los discípulos.

Sin embargo Pedro, responde con el verbo "philia", que significa un amor enorme, pero no suficiente como para dar la vida por el amado. Un amor muy grande pero con límites.

Por segunda vez Jesús pregunta lo mismo, pero sin compararlo con los demás, al mismo nivel que el resto del grupo, y Pedro responde, que sí, pero baja el nivel del verbo, y vuelve a utilizar "philia".

Por tercera vez Jesús le pregunta, pero ya no si le ama, sino si le quiere. Bajando el nivel del amor, un amor pero no pleno, limitado y sin compromiso de entrega, ya que fue capaz de negarlo tres veces.

Pedro se entristece, sabe perfectamente que sus obras no corresponden a sus palabras, y apela a que el Señor lo sabe todo. Ya no tiene la seguridad de su amor por Jesús porque sus obras no corresponden a sus actos.


Jesús nos hace la misma pregunta: ¿me amas más que estos?, ¿me amas?, ¿me quieres?, y es aquí donde cada uno debemos ver qué tipo de amor manifestamos por Jesús. Analicemos nuestra vida, la fidelidad, la entrega, el perdón, etc. cada una de estas manifestaciones nos dirán qué tipo de amor tenemos; Jesús no se conforma con sólo un cariño, quiere un amor pleno que se manifieste en los que me rodean, que se olvide de uno mismo y se entregue a los demás, a pesar de las dificultades, sufrimientos y cansancio, porque sólo aquí podremos seguir al Señor por donde Él quiera.


El amor se demuestra todos los días y en todos los actos, un amor que va creciendo y nos va transformando en Él y sólo entonces podremos realizar sus obras, podremos manifestar y dar conocer a Jesús a los demás.

Un amor como el que Él nos tiene y quiere ser correspondido, sólo entonces se realizará el milagro de que Cristo viva en mí y yo en Él.





0 vistas

8711785636

©2020 por Sagrado Corazon. Creada con Wix.com